19.7.06

Es ella, en serio.


Había soñado mil veces volver a verla. Había imaginado incluso cruzarme con ella por las calles de Barcelona, volver a encontrarme con su mirada y quedarme clavado de nuevo, entusiasmado por aquellos ojos verdes.

Había fantaseado con ella, con hacerle el amor, había imaginado el encuentro de casi todas las maneras posibles.
Pero no esto.
Había imaginado siempre mis reacciones ante ella. Besarla sin más, sin nisiquiera mediar palabra. Invitarla a cenar y llevármela a la cama. Hacerle el amor con violencia. Morderla suavemente y sentir sus pechos, grandes, apretados contra mi cuerpo, enredarme en su pelo negro, y que me mirara con aquellos ojos rasgados.

La había soñado entre mis brazos, contra una pared, en los lavabos del aeropuerto, arrodillada y sometida entre mis piernas...

Eran mis películas, mis fantasías. Nunca me había planteado la posibilidad "real" de volver a verla.

Y allí estaba ella, vestida con una camiseta negra y unos tejanos. Sencilla. Elegante.
Saludaba a todos lo de la oficina con un aire cordial, simpática y accesible.
Me sentí contento. Era esa sensación que tienen los niños cuando, a mitad de curso, llega un chico nuevo a la clase.

Era una sensación limpia, de bienestar. Simple alegría.

Llegué a casa pasadas las cuatro de la tarde. Vito dejó los juguetes con los que se entretenía cuando abrí la puerta, saltó de su cama y vino corriendo a recibirme. Salimos a pasear y por primera vez en mucho tiempo no pensaba en nada. Me sentía tranquilo, agusto conmigo mismo. Fui a buscar a Claudia, contento, con ganas de verla. Estaba feliz.
Me di cuenta de que justo en el instante en que aquella chica había entrado en la oficina desapareció mi obsesión por ella.
- Hoy nos vamos a cenar fuera- le dije a Claudia
Me besó acariciándome la cara, sonrió, contenta, y me susurró al oído
- ¿Y eso?
- Te lo mereces...
- Eres un cielo.

20 comentarios:

Carlos (sr. Chow) dijo...

Menuda arma de doble filo, las fantasías.

Me ha gustado, niño melón.

Un saludo.

bohemiamar dijo...

Y sí, a veces una obsesión nos complica la vida.

Un gran abrazo.

bohemiamar.

el santo job dijo...

Muy agradable de leer. A mi también a veces las fantasías atrapan, hasta que una brisa de aire freso las desata.
Me ha recordado al final de la película "Alta fidelidad" de John Cusack.
Un saludo!

Opalo dijo...

Entonces acabo la obsesion y ahora comienza la realidad? O es que vas a seguir perpetuando la otra relacion por "costumbre"???
Por eso digo que la ficcion no es nada comparada con la vida real.
Que bien escribes, de veras!
Saludos

Elendaewen dijo...

Qué conciencia es la que pesa más, la que se lleva a cabo, o la que obsesiona el pensamiento...

Muy bueno =)
Un saludo

Alba dijo...

Las fantasias son tan chulas, que cuando viene la realidad y te sacude dices... "y esto soñaba yo???"

Me ha gustado este post

Un saludo

La Noche dijo...

las fantasías y las obsesiones,son buenas pero hay que tener cuidadin con ellas.

Un besote..Me ha gustado estar en tu rincon.

Bego dijo...

Me encanta!!
Menos mal, Claudia me cae bien, es un poco angel; y Vito es el tercero ideal
Un beso Niño

najwa dijo...

Sencillamente, me ha encantado.
Todos a veces quedamos atrapados en fantasías, y parece que la única manera de escapar es hacerlas reales.
Un besito!

rosa dijo...

Las fantasías son geniales. Me gustan.
Me gusta fantasear sobre cosas que sé que no van a pasar...o sí...quién sabe.
Gracias por tu visita. Volveré por aquí.

Ainhoa dijo...

Vaya, por un momento pensé que hablabas de mi, por los vakeros y la camiseta negra, jajaja... Pero no, no soy de barna, y no tengo los ojos verdes :-(

besos

Isthar dijo...

Dicen que las fantasías lo son precisamente porque son imaginadas. Cuando la posibilidad de hacer reales alguna de ellas se presenta algo más real de lo imaginado, la obsesión desaparece...

Siempre he dicho que lo peligroso de lo desconocido es que idealizamos demasiado. La realidad devuelve las cosas al sitio que le corresponde :)

Un abrazo muy fuerte, cielo.

AZUL dijo...

Las fantasías...solo se rompen de una forma para bien o para mal...con la realidad, esa nunca nos enganña.

Me alegra que la cena haya sido con Claudia ;)

Mil bikos niño melón(me encanta tu nick:P)

Peasho dijo...

Lo que tienen las fantasías es que si las ves muy cercanas, a punto de suceder o que han sucedido, pierden el punto de "imposible" o "inalcanzable" que las ha hecho grandes y comienzas a imaginar nuevas cosas, nuevas fantasías.

Saludo, melón!

susana dijo...

Como m gusta la capacidad de usar la imaginacion..es algo que me encanta...sobre todo porque se pueden llevar a cabo..ah por cierto, siempre que veo un comentario tuyo me entran ganas de ir al frigo, ahora con el verano..y el melon uf q rico, jaja besitos su

malatesta dijo...

¿Y qué tal un trío? Por variar la fantasía, digo yo.

Rita Peich dijo...

Hay que tener cuidado con las fantasías, no sea que se conviertan en realidad ...

Me gustas, ninyo Melón

viveydv dijo...

¡Síiiiiiii! Buf, ahora ya puedo respirar, jejejeje. Por cierto, fertil imaginación la tuya. ¿A todos los hombres os pasa igual? Es decir, una chica atractiva, o no, os hace llegar, de repente, a esos pensamientos tan ardientes, y de la misma manera se os pasa?

Miada dijo...

A veces una fantasía nos devuelve a nuestra realidad y de paso nos hace darnos cuenta de cuanto vale lo que tenemos...

Un beso.

Anónimo dijo...

Where did you find it? Interesting read » » »