13.7.06

Carla.

Abro los ojos. Me despierto atravesado en la cama. Estoy solo en casa–Claudia siempre se levanta antes que yo-, relajado. Tengo ese sueño liviano del despertar, pero me siento bien, he descansado y hace buen día. Hace sol.

Las sábanas son blancas y las paredes, pintadas de color vainilla, le dan mucha luminosidad a la habitación (me siento como si estuviera en un anuncio de BMW ¿te gusta dormir? ). Levanto la cabeza despacio.

Vito está tumbado junto a la cama y al ver que me muevo ligeramente enseguida viene a hacerme cosquillas en los pies. Sonrío y me incorporo con calma.
Me pregunto que hora será. Me estiro hacia la mesita de noche y cojo el móvil. Son las...

- ¡Me cago en la puta! ¡Las diez y media!

Salto de la cama dando un bote, los ojos como platos. El perro sale de la habitación. Abro el armario, agarro unos tejanos y me los pongo lo más deprisa que puedo. Me abrocho el último botón y cuando voy a buscar una camisa me paro en seco.

Un momento, hoy es miércoles. No tengo reunión hasta las doce.

En ese momento entra Vito por la puerta con la correa en la boca, la deja en el suelo, se sienta y me mira. Tengo la sensación de que se está riendo de mí. Me siento en la cama y suspiro aliviado. Mejor me ducho y desayuno... así me despierto un poquito.

Once de la mañana, salgo a la calle, al abrir la puerta una bofetada de aire caliente me echa para atrás y mi cuerpo tarda unos segundo en aclimatarse. 39 grados. A Vito le da igual y tira de mi desesperado hasta el primer árbol que encuentra para aliviarse.

A las doce menos cuarto llego a la oficina, dejo las cosas en mi mesa y oigo como mi jefe habla con alguien nuevo, le está explicando lo que hacemos y cuales son sus "principios".

Van caminando por el pasillo que lleva a nuestra sección y al oirlos llegar siento que es una chica, lleva tacones.
Me giro y la sangre se me congela. No puede ser. Me he quedado en blanco. No se qué cara he puesto, pero ella ha esbozado una sonrisa (preciosa por cierto) y yo creo que necesito sentarme.

Mi jefe nos presenta...

- M, ella es Carla, va a colaborar con nosotros hasta que acaben las obras de...(Ahí ya dejé de escucharlo, era incapaz de prestar atención a nada)

21 comentarios:

viveydv dijo...

No será la de los ojos verdes, ¿no? ¡Qué intriga!

bohemiamar dijo...

Oye, tienes tanta sensibilidad narrando, con tanta naturalidad. Me embelesas y me dejas a medias!!!
Me gusta, y Vito me encanta, me lo imagino, jadeando de calor y nervioso por salir a pasear. Dale un abrazo mio.

Y un beso para tí.

bohemiamar.

Isthar dijo...

Creo que a partir de ahora en tu oficina, en lugar de bajar grados por el aire acondicionado, van a seguir subiendo las temperaturas ;)

Un besazo

Beaumont dijo...

El nombre ya promete. Ya iras contando.

Rita Peich dijo...

Pero no pares ahí ... sigue! sigue! sigue!

Bego dijo...

Niño Melón, tengo tantas cosas de las que hablaria contigo que estoy super enfadada por no saber como hacerlo.
atentamente
Bego

AZUL dijo...

Yo como no me entero quien es claudia aún no puedo opinar sobre Carla...pero lo que si sé es que las "c" te encuentran....:p

Bikiños.

Peasho dijo...

Me ha gustado el post anterior, donde hablabas de que te gusta que te lean... a mí también, es una satisfacción tonta, pero me gusta...

En tu post de hoy ha quedado claro que te gusta decir lo que sientes, sin pudor.

Te linko.

Pd.-1,20 € y me pego un viaje de la ostia... ;-P... Somos catalanes, eh?

KoboId dijo...

a ver quien es claudia entonces? y que vas a hacer con carla?...esto parece un culebron....me voy a enganchar jajaja un beso desde el destierro :-)

Opalo dijo...

Pues entonces a disfrutar del trabajo en un ambiente laboral mas "calido" :)

Gemma Ferré dijo...

¿Esto tendrá segunda parte, verdad?
Me he quedado con la intriga.
Un beso,
Gemma

malatesta dijo...

Manda wevos con el prota de tu historia. Sin tener que currar hasta las 12. Ya da igual si Carla le hace caso o no. ¡El tío ya ha triunfado en la vida!
PD: Si es basada en la vida real, felicidades ¡niño melón!

Dammy dijo...

Carla, que nombre más bonito, sí, sí, sí... ;-)

Por cierto, no eres el único al que le gusta que lean eso seguro, mira sino a Peasho, ese peazo articulista de LaKodorniz, jejeje.

Un blogabrazo.

Ingrid U J dijo...

Me ha literalmente encantado como escribes...

"Eres tan visual!!!" Que ya hasta te imagino. Súper natural, súper fresco...

...Qué rico!!

Volveré a tu espacio...

Saludos,

Ingrid Ubach

MentesSueltas dijo...

Espero como continúa esta historia... promete.

Un abrazo

MentesSueltas

el mono azul dijo...

UY, me temo que a Claudia le van a pitar los oidos...

calanda dijo...

Genial historia, nos invitas a mirar por un agujerito, a sentirnos protagonistas de la historia, y a querer que continúe...qué pasará?...ya me llevé el beso del anterior post, y me alegro que te guste que te lean, yo me apunto.

isterica dijo...

Hala! Sigue contaaando! Qué interesante!

Miada dijo...

Otra vez dando la razón a Malatesta, no es por nada, es que lo acabo de hacer en otro blog...
Un triunfador el protagonista, no quiero saber a que hora deja de trabajar, pero empezar a las 12 es de película...

Un beso.

Felícia dijo...

¿Cómo continúa la historia? ¿Ya has podido conocerla mejor? Qué fuerte.

imagina dijo...

""Dirigido al post Un chiste tonto. No he podido ponerlo en su lugar""

Estaban Tip y Top apoyados/volcados en la baranda del puente, mirando las revueltas aguas del río.
Tip mordisqueaba su pipa con displicencia.
Top le dijo:
-No se te vaya a caer la pipa.
A lo que Tip contestó sin moverse:
-Noooo.
Como puedes ver, no tienes la exclusiva de los chistes tontos.
Saludos