14.6.06

Fragmentos I (conversaciones)

-Lo cierto es que, cambiar, cambiamos todos- dije, mientras sonaba Manolo García (supe del metálico rugido, de motores, en su efímera carrera hacia el confín del horizonte)
-Si, lo que pasa es que duele.
-Sí, es cierto. Duele.

2 comentarios:

Isthar dijo...

Cambiar, como crecer, siempre duele.

Nunca he comprendido a los que defienden que no cambia nadie. Cuando madurar, crecer, aprender, implica cambiar.

Estamos en cambio constante, la diferencia es que algunos dejamos que llegue, pese al dolor, y otros se dedican a justificarse siendo como son, sin crecer, sin aprender, sin madurar...

Me alegra mucho leerte :)

antakarana dijo...

quien ha dicho que el dolor no sea placentero?
una vez un maestro ascita dijo
si tensas la cuerda mucho se rompera, si la dejas demasiado lfloja, no sonara.

TErmino medio.